El Coronavirus es probablemente la razón por la que todavía estás esperando por tu vestido de novia

por | Artículos

Última hora: Hay escasez de vestidos de novia, y el coronavirus es el culpable. Encontrar el vestido perfecto ya es un gran desafío, pero el reciente brote de coronavirus ha provocado grandes retrasos en los pedidos de vestidos de novia en los Estados Unidos.

¿La razón? La mayoría de los vestidos de novia se hacen en China, donde se originó el coronavirus – un impresionante 80 % de todos los vestidos de estilo occidental se fabrican allí – y las fábricas del país han cerrado en un intento desesperado de contener el brote. Incluso si los vestidos de novia son de fabricación americana, muchas telas, como el encaje, el satén y el chifón, se producen en el Lejano Oriente, lo que causa mayores retrasos.

Como ahora el coronavirus tiene potencial pandémico, las futuras novias están considerando la posibilidad de posponer su gran día hasta que se solucione el problema. Aquí está todo lo que necesitas saber…

Escasez de vestidos de novia por el Coronavirus

La iglesia está reservada. Los invitados han sido citados. Pero muchas novias americanas se están haciendo una pregunta: ¿Dónde está mi vestido de novia? Las parejas que se casen en las semanas y meses venideros podrían enfrentarse a un shock inesperado: Hay una escasez mundial de vestidos de novia.

El problema está en el coronavirus, que ya se ha cobrado miles de vidas. Más de 760 millones de trabajadores en China, el país más afectado por el virus, se encuentran en algún tipo de confinamiento domiciliario, lo que ha provocado que muchas fábricas cierren sus puertas. Como resultado, las futuras novias están luchando para conseguir los vestidos que se producen allí.

Para las novias que ya han ordenado sus vestidos, no se sabe cuándo los recibirán y, cuando las fábricas abran de nuevo, los trabajadores chinos se enfrentarán a una acumulación de pedidos sin precedentes.

La propietaria de una tienda de vestidos de boda en Melbourne (Australia) le cuenta a ABC News Australia que el 90 % de sus vestidos de diseño a precios asequibles proceden de China y, aunque vende algunas marcas europeas y americanas, éstas suelen ser más caras.

Ahora se pregunta si los clientes recibirán sus pedidos:

«Me preocupa que el vestido en el que han gastado mucho tiempo y dinero y que les ha costado tanto elegir no esté aquí.»

Muchos dueños de tiendas de bodas en los Estados Unidos tienen un problema similar. Alrededor de 31 mil millones de unidades de ropa se producen cada año en China, haciendo del país uno de los mayores fabricantes de ropa del mundo. Además, las ventas estimadas de ropa en China aumentaron en un 3,5 % en 2019.

Para muchas novias, encontrar un vestido es una de las más gratificantes – ¡y a veces estresante! – partes del proceso de la boda. Ahora, algunas no podrán encontrar el traje que realmente quieren.

¿Qué tan grave será el problema?

El gobierno británico ya ha discutido la actual escasez de vestidos de novia en el Parlamento, con un funcionario haciendo campaña para el apoyo financiero a los propietarios de tiendas de bodas.

Pero esto no resolverá el problema de las novias, muchas de las cuales han soñado con su vestido de novia desde que eran pequeñas.

Un vestido de novia promedio tiene un plazo de entrega de 16 semanas aproximadamente y, con los retrasos causados por el coronavirus, las novias podrían tener que esperar seis meses o más para recibir sus vestidos. Aunque muchos de los vestidos en China no están hechos a medida, los vestidos se siguen haciendo para cada novia, y el tamaño, el color y el largo son todos componentes importantes.

«Muchas de nuestras fábricas y todos nuestros vestidos se producen principalmente en el extranjero. Tenemos algunas marcas selectas que son manufacturadas y producidas aquí en los Estados Unidos. Sin embargo, la mayoría se producen en China», dice el gerente de una tienda de vestidos de novia en Rapid City, Dakota del Sur, a KOATV.

El Coronavirus es sin duda uno de los mayores eventos que ha sacudido la industria de los vestidos de novia en muchos, muchos años. Lo que empeora las cosas es que la primavera suele ser la época de mayor demanda de vestidos de novia, así que el brote no pudo haber llegado en peor momento. Antes del coronavirus, los expertos predijeron que el mercado de los vestidos de novia generaría 38,6 millones de dólares este año pero, tal y como van las cosas, esta cifra podría ser significativamente menor ya que las novias posponen sus bodas o buscan arreglos alternativos.

Por qué los vestidos hechos a medida localmente se ajustan mejor

Si el vestido de una novia se retrasa en China, ella tiene pocas opciones. Podría esperar hasta que las fábricas reabran y los fabricantes distribuyan los pedidos de nuevo, o podría buscar opciones alternativas. Lo mismo ocurre con las novias que están pensando en pedir vestidos de novia. Pocas mujeres querrán arriesgarse a comprar un vestido en China cuando podrían pasar semanas o meses antes de que su pedido sea procesado.

Una opción es buscar vestidos elaborados localmente. Aunque estos tienen un precio ligeramente superior, y puede que existan menos opciones de diseño, los vestidos de novia americanos son conocidos por su calidad y elaboración artesanal.

Otra opción consiste en que las novias compren la tela ellas mismas y contraten a un diseñador local para que les haga un vestido de alta costura. Esta es una gran manera para que una novia se involucre en el diseño de su vestido y cree algo verdaderamente único que pueda heredar a sus hijos y nietos y bisnietos. Las novias no pueden conseguir este mismo nivel de personalización con vestidos de diseño de China.

«Obtendrás un vestido de novia absolutamente único, que nadie ha tenido, tiene o tendrá después de ti», dice The Best Wedding Dresses. «Aunque la ceremonia de boda no es el evento, algunas queremos que nuestro vestido de novia sea inolvidable y no se parezca a nada más.»

Sea cual sea la decisión de las novias, el tiempo es esencial. La escasez mundial de vestidos de novia podría pronto filtrarse a nivel local. Con una mayor demanda de vestidos fabricados localmente, podría haber un suministro limitado en algunas tiendas. Las telas serán más difíciles de encontrar. Los diseñadores de alta costura tendrán mayor demanda.

En resumen

Por el momento, el coronavirus no va a ninguna parte, y las futuras novias deben buscar opciones alternativas a la hora de buscar vestidos de novia. Como la mayoría de los vestidos se producen en China, muchas novias se han quedado esperando a que lleguen sus pedidos. Los vestidos de novia de alta costura fabricados localmente permitirán a las novias crear sus propias prendas sin tener que posponer el gran día.

¿Has pensado alguna vez en planear eventos?

Haz clic para aprender cómo empezar con este libro electrónico gratuito

Etiquetas:

Lovegevity

El Instituto se dedica a los más altos estándares, ofreciendo programas de certificados de planificación de bodas, fundamentos de negocios, educación continua, clases de capacitación para certificados, talleres prácticos, aprendizaje mixto, seminarios, webinars, talleres de aula volteada, pasantías y colocación de trabajo.