Cómo configurar el sitio web de tu empresa

por | Artículos

En una época en la que el 71% de las pequeñas empresas tiene un sitio web, no puedes permitirte quedarte sin tu propio website mientras que tus competidores prosperan gracias al suyo. Pero crear un sitio web para una empresa desde cero puede ser intimidante, que es probablemente la razón por la que aún no lo has hecho. Afortunadamente, todo lo que se necesita para conseguir un website es seguir algunos pasos que en su mayoría puedes hacer por tu cuenta. Así que aquí está cómo empezar, para cuando estés listo para crear un sitio web para tu negocio.

Elije un nombre de dominio

El primer paso es averiguar cómo se llamará su sitio web. En otras palabras, necesitas un nombre de dominio para poder decirles a tus potenciales clientes dónde encontrar tu sitio web. Es mejor mantenerlo simple, corto y fácil de recordar. Podría ser el nombre de tu empresa, o al menos algunas palabras relacionadas con ella. Por ejemplo, si tienes un negocio de planificación de bodas en Dallas, y se llama The Wedding Planners, un buen nombre de dominio podría ser theweddingplanners.com. Ten en cuenta que .com es la opción más popular para los dominios, pero también puedes elegir .org o .net.

Una vez que te decidas por el nombre de dominio para tu sitio, comprueba que nadie más lo tenga. Puedes hacerlo con solo escribir el nombre de dominio que quieras en Google. Si aparece un sitio web, está ocupado. También puedes buscar en los registros de nombres de dominio, como DreamHost o Name.com, para saber si un nombre de dominio está registrado. Si lo está, es hora de ajustar ligeramente el nombre. Así, en lugar de theweddingplanners.com, puedes elegir theweddingplanners.net, o dallasweddingplanners.com. Siempre y cuando describa tu negocio y no esté registrado a nombre de nadie más, estarás listo para comprar el nombre de dominio, que debería costar entre 8 y 12 dólares en la mayoría de los casos.

Elije un constructor de páginas web

Ahora que tienes un nombre de dominio, estás listo para decidir qué plataforma usar para tu sitio. Esto significa elegir entre una gama de constructores de sitios web, lo que requiere que consideres cuánta ayuda quieres a medida que lo construyes. Algunas plataformas son conocidas por ser excelentes para los principiantes, ya que requieren poco trabajo, pero tienden a crear sitios web bastante básicos. Por otro lado, algunos constructores de sitios web requieren más tiempo y conocimientos de diseño, pero la recompensa es un sitio web empresarial único y complejo. Así que elige en base a cuánto tiempo quieres pasar construyendo tu sitio web, y según el tipo de sitio con el que quieras terminar.

Por ejemplo, Wix es ideal para principiantes, ya que las funciones son principalmente arrastrar y soltar, y puedes elegir entre docenas de plantillas de diseño para no tener que diseñar un diseño propio. Wix funciona para cualquier tipo de negocio, así que si quieres un sitio simple o un sitio web de comercio electrónico, estarás feliz con él. Otra opción es Squarespace, que es mejor para los sitios que necesitan lucir bonitos y no sólo prácticos, ya que cuenta con muchos diseños de gran apariencia que puedes personalizar. No tienes que ser muy bueno en la codificación o el diseño para hacer esto con Squarespace, gracias a la herramienta de personalización de plantillas que es realmente útil.

Si quieres tener aún más control sobre el diseño del sitio web de tu empresa, considera WordPress. Este es el mejor constructor de sitios web cuando se trata de personalizar tu diseño, y es lo suficientemente flexible para hacer casi cualquier cosa en tu sitio. Por supuesto, no se trata de arrastrar y soltar, y el alojamiento del sitio no está incluido como en Wix y Squarespace. Además, necesitarás tomarte el tiempo para familiarizarte con las características de WordPress, como los muchos complementos y plantillas disponibles para una mejor personalización del sitio. Si realmente quieres personalizar tu sitio web, pero no tienes tiempo para jugar con todas las características, considera la posibilidad de contratar a un desarrollador de WordPress para que puedas obtener la funcionalidad y el diseño exactos que tienes en mente.

Selecciona el diseño correcto

No importa qué constructor de sitios web elijas, tendrás que pensar un poco en el diseño. Incluso si sólo estás mirando las plantillas, debes saber qué elementos del diseño deberían ser incluidos. Por ejemplo, una decisión que debes tomar es si necesitas un diseño full-width o boxed-width. Con los diseños full-width, la imagen de fondo y el contenido ocupan todo el ancho de la pantalla, lo cual es un aspecto muy popular para los sitios con mucho contenido visual. Por lo tanto, si planeas colocar muchas imágenes y quieres varias pestañas para la barra de menú, el diseño full-width es la mejor opción. Con el boxed-width tienes un marco evidente a ambos lados del diseño, por lo que el contenido está más encajonado en una sola área. Esto funciona bien para los sitios web comerciales tradicionales que se centran más en el texto que en las imágenes.

Otra decisión que es necesario tomar cuando se elige la plantilla del sitio web es el tipo de página de inicio que se desea. ¿Quieres muchas imágenes y muy poco texto? ¿o mayormente texto y sólo una imagen? ¿O un slideshow completo de imágenes con un mínimo de texto que lo acompañe?

Finalmente, tendrás que considerar dónde quieres que esté la barra de menú y cuántas páginas quieres que tenga el sitio. Si tienes problemas con estas opciones, siempre puedes hablar con un diseñador web para que te aconseje, o incluso contratar a uno para que te construya un sitio completo. De esta manera, obtendrás el aspecto exacto que es mejor para tu tipo de negocio.

Crear tu propio contenido

El último paso para construir un sitio web de negocios es redactar el contenido. Primero, piensa en lo que quieres decir a tus lectores… y cuántas páginas necesitarás para esto. Por lo menos, necesitas algo de contenido en la página principal. Normalmente, éste texto debería dar una visión general básica de tu negocio, como el nombre, la ubicación y un breve discurso sobre cómo puedes ayudar a tu público objetivo.

Otra página de contenido común es la sección » Sobre nosotros», que profundiza en el negocio más de lo que lo hace el contenido de la página de inicio. En esta sección se explica cómo comenzaste, las organizaciones a las que pertenece tu empresa y los premios que ha ganado. También puedes poner aquí los testimonios de los clientes.

Todo sitio de negocios también necesita una página de «Contacto» que tenga un formulario, o por lo menos que tenga la dirección de la empresa, número de teléfono, dirección de correo electrónico y horario. También debería tener botones o enlaces a páginas de medios sociales. Puedes considerar la posibilidad de incluir un mapa con la ubicación de tu empresa si quieres que los clientes te encuentren fácilmente.

Muchos sitios de negocios también tienen páginas para sus productos o servicios en las que describen cada uno de ellos y tienen imágenes que los acompañan. Definitivamente necesitarás esto si planeas vender directamente desde tu sitio web. También puedes pensar en agregar una sección de blog para tener un motivo para hacer actualizaciones frecuentes en tu sitio, lo cual es bueno porque le da a los lectores una razón para regresar. Además, tu sitio aparecerá en las páginas de resultados de los motores de búsqueda con mayor frecuencia cuando se actualiza con frecuencia.

Conocer estos pasos para construir un sitio web debería ayudarte a comenzar. Si estás confundido sobre cualquiera de los pasos o no tienes tiempo para implementarlos, tu otra opción es contratar a un diseñador web que pueda hacerlo todo por ti. De cualquier manera, ¡estás en camino de tener una mejor presencia en línea para tu negocio!

¿Has pensado alguna vez en planear eventos?

Haz clic para aprender cómo empezar con este libro electrónico gratuito

Etiquetas:

Lovegevity

El Instituto se dedica a los más altos estándares, ofreciendo programas de certificados de planificación de bodas, fundamentos de negocios, educación continua, clases de capacitación para certificados, talleres prácticos, aprendizaje mixto, seminarios, webinars, talleres de aula volteada, pasantías y colocación de trabajo.